DHARIUS – 1 AÑO

No es fácil ver a nuestros niños crecer, el tiempo corre tan rápido que a veces quisiéramos detenerlo, lo único que nos queda como padres es disfrutar cada momento, gesto, risa, llanto que nos regalan, e inmortalizar de manera práctica esos regalos intangibles.

It is not easy to see our children grow, time runs so fast that sometimes we want to stop it, the only thing that we have as parents is to enjoy every moment, gesture, smile, tears that give us, and immortalize in a practical way those intangible gifts.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s